El Estado reduce un 27% la inversion en la Región para el próximo año

Disminuye en casi 100 millones la partida de las desalinizadoras, pero se reactivan los proyectos de la autovía del Reguerón y la variante de Camarillas Los Presupuestos del Estado para 2014 no serán los de la recuperación, al menos para la inversion pública en la Región de Murcia. Hasta un 26,96% disminuyen las inversiones previstas en la Región, que se convierte en la segunda comunidad autónoma, tras Asturias, donde más se reducirán estas partidas el próximo año.

El proyecto presupuestario presentado ayer por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, incluye como principales novedades para la Región de Murcia la resurrección del proyecto de la autovía del Reguerón y la dotación de unos simbólicos 5 millones para la variante de Camarillas, que permitirán reanudar un poco las obras, pero ni mucho menos concluirlas.

La inversión total presupuestada por el Gobierno central para Murcia asciende a 300,6 millones de euros, 111 menos que la recogida en las cuentas del Estado de este año, lo que representa una caída de casi el 27%. Aún queda la tramitación parlamentaria del proyecto presupuestario, en la que los parlamentarios murcianos deberán esforzarse si quieren mejorar, vía enmiendas, las asignaciones económicas para Murcia.

La principal culpable del descenso de la inversión en 2014 es la sociedad pública Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), que de disponer 106 millones el pasado año, empleados en conducciones de las plantas desalinizadoras, ha pasado a contar para el próximo ejercicio con solo 7,3 millones.

Cuatro veces más que la media

La fuerte de la caída de la inversión pública en la Región en casi un 27% es más significativa si se compara con el trato recibido por las otras comunidades autónomas. En concreto, el Estado repartirá el próximo año un total de 12.094,93 millones de euros entre las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas, lo que supone un 7,1% menos que en 2013, es decir que el recorte para Murcia es casi cuatro veces más que la media del conjunto de las regiones.

Tampoco sale bien parada Murcia al comprobar que hay comunidades autónomas con incrementos en las inversiones previstas del 42,3%, como es el caso de La Rioja, o Navarra, que disfrutará de un 39,46% más de inversiones estatales en 2014.

Un dato más para calibrar la evolución de las inversiones del Estado en Murcia es que la cifra total presupuestada este año se incrementó un 8,75% con respecto a 2012.

Los ministerios de Ana Pastor (Fomento) y de Miguel Arias Cañete (Agricultura), incluidos los entes y sociedades públicas dependientes de ellos, son las dos grandes fuentes de las que proceden las inversiones presupuestadas para la Región. De hecho, del total de 300,6 millones, 287,3 vendrán de dichos departamentos.

El resto de ministerios aportaran los 13,29 millones restantes, con la singularidad que el de Justicia no tiene consignado ni un euro para Murcia, mientras que el de Economía recoge apenas 170 euros, que figuran bajo la denominación de «inversión nueva asociada al funcionamiento operativo de los servicios».

Por lo que respecta a los entes y empresas públicas, Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) es, tras el fuerte retroceso inversor de Acuamed, el que más dinero ha reservado para la Región en sus cuentas de 2014: en total, 143,8 millones de euros, que empleará en su mayor parte (127,3 millones) en la construcción del Corredor Mediterráneo «incluido estaciones», según indica el epígrafe, que no concreta si entre esas estaciones estará la del AVE en Murcia, en la pedanía de Los Dolores.

Lo que sí queda claro es que la continuación de la alta velocidad hacia Lorca no recibirá ni un céntimo. Un dato a tener en cuenta con respecto al AVE en la Región es que el anexo de inversiones que incluye el proyecto presupuestario sitúa en 2018 el año de la finalización de este proyecto.

Adif ha presupuestado además casi 9 millones para continuar con la supresión de pasos a nivel en las líneas férreas de la Región, y otros 5 para reanudar las obras de la variante de Camarillas, que quedaron paralizadas durante el último Gobierno de Rodríguez Zapatero, y que el primero de Mariano Rajoy tampoco parece muy convencido de querer concluirlas de una vez por todas, a tenor de la escasa cantidad presupuestada. El proyecto necesitaría unos 30 millones para finalizarlo, y los próximos presupuestos no solo recogen una sexta parte de lo necesario, sino que no figura nada para proseguir los trabajos en los ejercicios siguientes.

La Dirección General de Carreteras ha incluido inversiones para Murcia por un importe total de 47,1 millones de euros, que le servirán para continuar con algunas de las obras que tenía en marcha, como la autovía del Altiplano, recuperar otras, como la del Reguerón, y redactar el proyecto de algunas más, como el Arco Norte de Murcia.

La CHS invertirá la mitad

En concreto, para la autovía del Altiplano habrá el próximo año 24,6 millones de euros, mientras que se dejan 53 más para ejercicios posteriores, y para la autovía del Reguerón se apuntan 12 millones de euros, muy lejos de los más de 200 que costaría la ejecución de toda la obra.

La autovía del bancal (entre Zeneta y Santomera) vuelve a quedarse fuera un año más de las previsiones inversoras del Gobierno central, mientras que para la circunvalación de Murcia (Arco Norte) solo se incluyen 300.000 euros para la redacción del proyecto, y 30.870 euros más para los estudios del tercer carril entre el Puerto de la Cadena y Miranda (Cartagena).

Caben destacar los 5,1 millones para inversión que tendrá la Confederación Hidrográfica del Segura (casi la mitad que este año) y los 32,4 asignados a la Mancomunidad de Canales del Taibilla. En relación a Cartagena, hay previstos 8,7 millones para los accesos terrestres a la nueva dársena de Escombreras y 2,5 más para el submarino S80.

La Verdad.

Entradas recientes