Invertirán otros 533 millones hasta 2020 para recuperar la ciudad

La cantidad total ejecutada hasta este momento dentro del Plan Lorca asciende a 667,2 millones, entre ellos 450 en indemnizaciones 

Más de la mitad de las inversiones previstas en el Plan Lorca, que ahora se denomina Plan Lorca +, ya están agotadas. El proyecto que pretende la reactivación y regeneración de la ciudad tenía un montante de 1.202 millones de euros, de los que se han consumido 667,2 en los dos últimos años, por lo que hasta 2020 solo se podrán gastar 533 millones de euros.

Pretende ser un plan de impulso de la actividad económica del municipio tras los terremotos de mayo de 2011. A corto plazo intentará recuperar esa actividad perdida, mientras que en un futuro menos inmediato quiere implantar un modelo económico más sostenible. Contará con aportaciones de las tres administraciones. El Gobierno de la Nación invertirá 227 millones de euros; el de la Comunidad Autónoma, 279; y el Ayuntamiento, 27 millones de euros.

En los 667,2 millones de euros ya ejecutados se integran las partidas de ayudas por daños personales que ascendieron a 144.000 euros; y el coste de la recuperación de infraestructuras como el Cuartel de la Guardia Civil, la Comisaría de la Policía Nacional o de la Oficina de Extranjería, habiéndose gastado hasta la fecha algo más de 5 millones de euros.

También, los gastos de emergencias derivados de las demoliciones de edificios, por valor de 18,5 millones de euros; la reparación de inmuebles del patrimonio cultural de la ciudad afectados por inclemencias meteorológicas, por un montante de 3 millones de euros; y la reparación, rehabilitación y reconstrucción de locales o establecimientos mercantiles, industriales o de servicios, previamente asegurados, casi un millón de euros.

Las ayudas por alquiler de viviendas, 3,7 millones de euros; la rehabilitación de la iglesia de San Mateo, Palacio de Guevara y Porche de San Antonio, casi 2,4 millones de euros; la reparación del viaducto del Guadalentín y los túneles de la autovía, 2,1; y actuaciones de emergencia en la estación del ferrocarril, 800.000 euros; también forman parte de la primera parte de los gastos consumidos en los dos últimos años.

El Consorcio de Compensación de Seguros ha entregado indemnizaciones que suman 450 millones de euros. 377 millones de euros fueron para reparación de viviendas y comunidades de propietarios, 61 millones a comercios y almacenes, y 12 millones a edificios de oficinas, industriales y obras civiles.

Igualmente, se realizaron obras de acondicionamiento en diversas vías dañadas por un valor de 750.000 euros; y 7 millones de euros en la reparación de 70 edificios municipales. Y la exención del impuesto de construcción, instalaciones y obras, supuso 2,5 millones de euros, entre otros gastos.

Tres líneas de acción

El Plan Lorca+ plantea tres líneas de acción enfocadas a orientar, facilitar el acceso a recursos y coordinar acciones para la reactivación económica. Su interés es obtener resultados tangibles: «creación de empleo, incremento de la actividad económica, mejora de la competitividad y la modernización de las empresas, y la evolución hacia un modelo económico más diversificado y sostenible en el tiempo».

Las actuaciones de carácter sectorial se centran en los sectores económicos relevantes para Lorca como son la agricultura, la ganadería, la industria, el comercio y el turismo. La segunda línea de acción se centra en apoyar actividades emprendedoras, incentivadoras de la generación de nueva actividad. Y la tercera, se ocupa de los recursos necesarios para la ejecución del plan. Aunque se dispone de recursos financieros provenientes de los Presupuestos Generales del Estado, del presupuesto operativo de determinadas entidades públicas estatales, así como de fondos y préstamos europeos, se trabajará en la captación de nuevos fondos, especialmente de la iniciativa privada, para reducir las obligaciones que se deriven de la solicitud de préstamos a entidades públicas financieras nacionales y europeas.

El primer horizonte del plan se plantea entre los años 2013 y 2015. Durante los dos próximos años se promoverán actuaciones que permitan dinamizar la economía y coordinar actuaciones locales que redunden en un crecimiento económico, mejorando las condiciones para atraer la inversión privada y hacer de Lorca una localidad atractiva y referente comarcal en el terreno económico. Se ha tenido en cuenta el impacto en empleo que generará cada actuación, pero también, y perfectamente alineado con la estrategia largo plazo, actuaciones que generen o faciliten la promoción de actividades empresariales futuras. A largo plazo, entre 2016 y 2020, las actuaciones deben elevar significativamente el nivel de ambición, buscando impulsar el desarrollo de una economía más competitividad y ofrecer garantías y oportunidades que atraigan a inversores privados.

Entre los proyectos más ambiciosos que se plantean está el itinerario del Castillo. Se pretende crear un trazado que una el casco histórico con el Castillo y el Parador. El recorrido atravesará los barrios altos, con lo que se intenta regenerar la trama urbana. Las pautas a seguir las marcará un concurso de ideas, cuyo resultado servirá de referencia en la elaboración del proyecto a ejecutar.

La actuación llevará consigo la integración de determinado comercio a lo largo del itinerario, la construcción de aparcamientos disuasorios en el centro, la actuación sobre las fachadas y espacios comunes del recorrido, así como apuesta por medios de transporte medioambientalmente sostenibles. En cuanto al comercio, uno de los sectores más afectados por los terremotos, se pondrán en marcha medidas para mantener la actividad comercial que ha perdurado en la ciudad, así como para atraer tanto a los negocios que la abandonaron como a nuevas propuestas empresariales.

Recuperación del patrimonio

La puesta en valor del patrimonio cultural de la ciudad es importante, ya que Lorca en los últimos años había orientado su estrategia económica hacia el turismo cultural. Se actuará en 108 edificiaciones, a las que se sumarán 18 más en espacios públicos y bienes muebles. La inversión total necesaria se estima en 60 millones de euros.

El plan fue ayer calificado por el alcalde, Francisco Jódar, como «un documento trascendental» tras la catástrofe sucedida en Lorca. Aseguró que es fruto de las «tres administraciones» y que está situado en un contexto de «crisis económica» de la que Lorca no es ajena.

La comisionada del terremoto, Inmaculada García, afirmó que el plan es «un plan vivo», sujeto a «cambios» que se irán introduciendo. Y explicó que «se han estudiado las oportunidades, fortalezas y debilidades para conseguir un objetivo claro, generar riqueza, crecimiento y empleo». Reiteró que hay nuevas actuaciones en las que ya se trabaja y que no se han incorporado aún a este proyecto.

Los datos del empleo, dijo, han sido positivos en el último año por la reconstrucción y admitió que pretenden que no se acaben cuando lo hagan las obras. «Queremos que los lorquinos tengan su empleo y puedan pagar sus hipotecas cuando termine la reconstrucción, por lo que vamos a crear medidas específicas en agricultura, comercio y turismo», concluyó Inmaculada García.

La Verdad.

Entradas recientes