Solo tres comunidades han solicitado aplicar la ley de sustitución forzosa

El Ayuntamiento actuará como mediador para expropiar en nombre de los vecinos y para embargar las cuentas del propietario que no pague las certificaciones de obra 

De las 160 comunidades de propietarios que han solicitado la intervención del Ayuntamiento para iniciar el proceso de reconstrucción de sus respectivos edificios, solo tres han pedido la aplicación de la ley de sustitución forzosa, que permite al Consistorio actuar como mediador para solventar los conflictos que surjan entre vecinos. La finalidad es evitar que se retrase el inicio de las obras por falta de consenso.

Así lo notificó ayer la concejal para la Gestión de la Recuperación, Saturnina Martínez, que aclaró que mediante esta normativa el Ayuntamiento puede actuar como mediador expropiando en nombre de los vecinos. «Se fija una tasa de justiprecio y se le propone al propietario o propietarios que no quieren o no pueden reconstruir. Si les parece bien se firma un acuerdo amistoso. En caso contrario, se aplica el sistema habitual de expropiación. Mientras se resuelve, los vecinos pueden continuar con las obras».

La segunda de las herramientas que contempla la ley permite a los vecinos, siempre que haya un 50% a favor de la reconstrucción, convertirse ellos mismos en agente edificador o recurrir a una empresa. También se ofrece la posibilidad de que intervenga en el proceso la Sociedad Estatal del Suelo (Sepes). «Si los propietarios deciden hacerlo ellos, van comunicando las certificaciones de obras al dueño reacio para que las pague. Si no lo hace, es cuando el Ayuntamiento media embargando sus cuentas y bienes».

Martínez recordó que «aunque durante el año pasado hubo muchos vecinos que se oponían o que tenían dudas sobre la viabilidad de la reconstrucción, esa tendencia ha ido cambiando a medida que han comprobado que otras comunidades ya están reconstruyendo y que la ciudad se está recuperando. Hemos notado que hay más ánimo de reconstrucción».

Además de mediar, el Ayuntamiento también ha tenido que intervenir en la constitución de catorce comunidades de propietarios de edificios dañados, tanto derribados como necesitados de reparación. Se trata de inmuebles que no contaban con esta entidad antes de los movimientos telúricos. «Era un requisito indispensable para poder solicitar las ayudas establecidas, y por tanto, desarrollar los trabajos de reparación y reconstrucción de las zonas comunes. En este sentido hay que mencionar que se ha trabajado para completar de forma íntegra un total de 160 expedientes referidos a comunidades de propietarios de edificios y viviendas demolidas».

Durante el primer trimestre de este año «se han realizado sesenta reuniones con comunidades de propietarios, que se suman a las 121 que se desarrollaron con anterioridad. También hemos mantenido 342 reuniones individuales con vecinos damnificados y se han celebrado 42 reuniones de seguimiento y tutelaje con comunidades de propietarios, que se suman a las 51 realizadas con anterioridad».

Asesoramiento

Uno de los trámites más requerido por los afectados ha sido el referente a la presentación correcta de los documentos requeridos por las diferentes administraciones. «Los técnicos municipales han revisado y redactado 36 contratos a solicitud de los vecinos interesados. Se trata de documentos destinados a la contratación de servicios técnicos o de empresas constructoras para la ejecución de trabajos de reconstrucción o rehabilitación».

Los servicios jurídicos han ayudado a 681 damnificados en cuestiones tales como herencias, titularidad de las viviendas y supervisión de contratos de arrendamiento, entre otras materias. «Hemos mantenido un total de 67 reuniones de trabajo con diferentes entidades financieras que contaban con viviendas en propiedad, hipotecadas, o embargadas, tanto en edificios derribados como en inmuebles para reparar. Este tipo de encuentros también se han desarrollado con empresas de suministros, ligadas en este caso a cuestiones técnicas que han conseguido ser desbloqueadas, permitiendo a los vecinos iniciar sus trabajos de reedificación. Desde la puesta en marcha de la Concejalía se han atendido 48 solicitudes de información».

La Verdad.

Entradas recientes